sábado, 14 de mayo de 2011

EL SECRETO DE VIVIR A TIENTAS

Seguramente más de una vez alguno se habrá preguntado cómo se vive a tientas, ¿a que sí? Lo sé, porque cuando empecé el instituto, y conocí a la que hoy es una de mis mejores amigas, a la tierna edad de 12 años, una mañana en clase, vino a mi, y me dijo con toda la inocencia propia de esa edad, que la tarde anterior había tratado de darse una ducha con los ojos cerrados, para experimentar cómo me sentía yo. Aquello me impresionó hasta tal punto, y me conmovió tanto, que desde aquel día empezamos a hablar, y hoy todavía no hemos parado :)

Pero lo que quiero decir, es que habrá mucha gente, que se pregunte, como mi amiga, cómo es la vida para una persona que no puede ver lo que hay a su alrededor. Cómo nos desenvolvemos en casa, con las tareas domésticas, por la calle, haciendo la compra, o cogiendo el autobús. ¿Cómo sabemos en qué parada nos bajamos? ¿Cómo sabemos cuándo podemos cruzar una calle? Y el más difícil todavía, ¿cómo nos apañamos para hacer la comida?

Bueno, sobre ese asunto creo que ya arrojamos algo de luz cuando explicamos cómo se hacían unos macarrones con tomate a tientas. Pero si aún así alguien quiere saber más, recordaremos el blog de cocina creado por personas ciegas, Trucocina (www.trucocina.es). En él hay multitud de recetas, explicadas paso a paso para realizarlas con los ojos cerrados, y todas ellas han sido probadas antes por personas que cocinan a tientas.

Pero volviendo al asunto, para quien quiera saber cómo se vive a tientas, solo le puedo decir que hay muchas formas de hacerlo, y todas ellas son respetables.

Hay quien vive a tientas empecinadamente. Este es el ciego tradicional, que se considera ciego hasta la médula, y se cree incapaz de aprender a hacer nada nuevo, porque como no ve, da por sentado que no va a poder hacerlo. Es el ciego empedernido, vencido por su propia ceguera, y sin mucha, o ninguna voluntad por tratar de llevar una vida lo más normalizada posible. Siempre necesita de la ayuda de alguien. Se le suele ver acompañado, casi siempre por un familiar abnegado. El ciego empedernido suele tener una media de edad avanzada, pero también los hay jóvenes, que no consiguen afrontar la idea de que tienen que seguir adelante con su vida viviéndola a tientas.

En la otra cara de la moneda, está el ciego natural, por llamarle de alguna forma. Suelen ser personas que nacieron ciegas, y como nunca vieron el mundo a través de sus ojos, no extrañan lo que nunca han tenido. Estas suelen ser personas alegres y vivarachas, que afrontan el reto de la vida con gran intensidad, con mucha curiosidad por el mundo que les rodea, y aceptando su ceguera como algo natural que nació con ellos, como quien acepta que su pelo es rubio, o su nariz es grande porque nació así. Son personas que suelen orientarse de forma extraordinaria, ya que han aprendido desde siempre, a conocer los sitios a través del sonido, el tacto y los olores. Un compañero de la facultad que estudió conmigo, es ciego de nacimiento, y aprendió a orientarse por la facultad mucho más rápido que yo. Se movía por las aulas y los pasillos como si estuviera en su propia casa, aunque todo hay que decirlo, al sitio que mejor sabía ir, era a la cafetería xD.

Hay otro tipo de personas, que como yo, hemos tenido que aprender a vivir a tientas poco a poco. Nacimos viendo, pero con los años, nuestro mundo se fue difuminando y haciendo más y más borroso. Tuvimos que aprender a cambiar nuestros códigos y nuestras imágenes visuales, cambiar el alfabeto tradicional, por los puntos que forman las letras en braille. Tuvimos que aprender a conocer a las personas a través de su voz, de sus olores y su forma de caminar. En definitiva, desarrollar otras habilidades que antes teníamos adormecidas.

En realidad, resulta que hay tantas formas de vivir la vida a tientas como personas ciegas existan, ya que cada uno trata de adaptarse, y vivir su propia vida lo mejor que puede, o lo mejor que sabe hacerlo. Sin embargo, hay una cosa que es común para todos, y es la clave para seguir adelante: No puedes dejar que la ceguera sea el eje central de tu vida, ni tampoco el rasgo esencial que defina tu personalidad. A mi, particularmente, nunca me ha gustado que me cataloguen, y eso es lo que hacen cada vez que alguien me define como "Patricia, la ciega". Prefiero ser Patricia a secas, o Patricia la de la radio, la del blog, o como prefieran. Ser ciega no es el rasgo principal de mi personalidad, es tan sólo una característica más con la que debo convivir.

El verdadero secreto reside en asumir lo que cada uno es y lo que puede dar a conocer de si mismo. Si no le mostramos a la gente quienes somos y lo maravillosos que podemos ser, cada uno en nuestra individualidad, al final sólo se quedarán con que somos "los cieguitos". Y lo somos, pero cada uno de los cieguitos tenemos nuestra personalidad, nuestros gustos y aficiones, y en definitiva, nuestra propia vida que seguir viviendo a tientas.


-- Para escuchar el audio de este post haz click aquí --

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón del mundo, yo también nací viendo y luego fuí perdiendo la vista poco a poco, mi vida es totalmente normal, es como te quieras dar a conocer.
Yo llamé una vez a la radio a Europa FM un programa que hay que se llama ponte a prueba, para explicar que la vida de una persona ciega puede ser totalmente normal.
Dejo aquí el Programa la parte que salgo yo para quien le pueda interesar.
(Estaba un panzonaco de nervioso, xD )
Un saludo, y sigue así que me encanta el blog.
http://dl.dropbox.com/u/24846225/PAP210311.mp3

best pharmacy dijo...

Algunas yo me siento como viviendo a tientas, de hecho mi madre siempre me lo dijo, yo soy como el judío herrante.

Isabella Blanche dijo...

Mi mejor amigo es invidente y es la persona más increible que he podido conocer. Al inicio me costó entablar una amistad con él ...pero luego me di cuenta de que lo unico que no podia hacer era ver ... y casi ni se notaba porque asi como tu dices : se orientan muy bien en los espacios , tanto que a veces me dice ."loca, estas llendo por el camino equivocado , era para la derecha para llegar al salón". Admiro muchisimo a mi amigo y espero seguir siendo su amiga muchos años más :D

TARA dijo...

Mi madre se está quedando ciega. Comenzo hace más de diez años por enfermedad y ahora que le queda poco ha aprendido algunas cosas para ser independiente de esta forma pero ya paró en seco y ni quiere aprender ni dejarse ayudar, cómo animarla a seguir luchando por ser independiente y no perder su alegría?

SEO PARTNERS dijo...

شركة مكافحة فئران بالباحة
شركة مكافحة حشرات بعنيزة
شركة مكافحة حشرات بالباحة
شركة كشف تسربات المياه بعنيزة
شركة عزل خزانات بالباحة
شركة تنظيف بالباحة
شركة كشف تسربات المياه بالباحة
شركة تسليك مجارى بعنيزة
شركة تسليك مجارى بالباحة
شركة بيع و شراء اثاث مستعمل بالباحة