lunes, 9 de noviembre de 2009

FIN DE CURSO ACCIDENTADO

Buenas a todos. Hoy os escribo desde mi habitación, como siempre, pero esta vez con el pie en alto, sobre una silla. Ayer tuve una mala pisada y me retorcí el tobillo. Fue al volver de compras con las voluntarias, cuando ya llegábamos a la escuela, al bajarme de la furgoneta. No sé qué pasó exactamente porque no había nada, ni bordillo ni desnivel en el suelo, pero se ve que al bajar el último escalón apoyé mal el pie, y al poner el peso del cuerpo se me retorció el tobillo.

Hoy lo tengo aún algo inflamado, pero como enseguida me pusieron hielos en cuanto llegamos, no hemos dejado que la cosa fuera a más. Yo creo que no es esguince, porque si no, no podría ni mover el pie ni apoyarlo siquiera. Pero sí que duele al girar y hacer el movimiento de tobillo, así que hoy he preferido no forzarlo, y en vez de ir con mis compañeros a hacer el último entrenamiento del curso, por las calles de Rochester, he preferido no hacer el bruto y quedarme en la escuela, para que el pie repose.

En la práctica hoy es nuestro último día de entrenamiento, porque parece ser que mañana por la mañana nos van a enseñar las perreras, y la tarde la dedicaremos a papeleo y hacer las maletas. Así que no nos queda nada ya para volver a casa. El miércoles cogemos el avión desde Detroit a las 7:30, y llegamos a Miami a las 10:30 (16:30 hora española). Randy nos acompañará hasta Miami, y se encargará de sacar allí a los perros, para que hagan el último park time antes de montar en el avión. Allí tendremos que esperar unas cuantas horas, porque hasta las 18:15 no sale nuestro avión para Madrid (0:15 de la madrugada del jueves en España). Va a ser un día muy muy largo, y una paliza de viaje. En realidad no llegamos a España hasta las 8:00am del jueves, pero luego nos llevan a la escuela de la Fundación, a Boadilla del Monte, Madrid, y allí tenemos que hacer más papeleo, cambiarles los chips a los perros, etc. Creo que nos quedamos allí a comer, y luego ya por la tarde, cada uno de regreso a su ciudad.

Lo dicho, va a ser una paliza tremenda, con mas de 24 horas de viaje en el cuerpo. Una pasada.

Esperemos al menos que los perrillos vayan tranquilos, que ninguno se ponga nervioso en el avión, y que vayan la mayor parte de tiempo posible dormidos, así no dan guerra.

Por lo demás, todo va bien. Excepto el pequeño Lincon, que tiene gastroenteritis. A Juanjo ya le quitaron los puntos del golpe el sábado pasado, y está como nuevo.

Ayer fuimos de compras con las voluntarias, como ya he dicho, y antes de retorcerme el tobillo, hicimos muchas compras. Creo que entre todos nos llevamos medio Rochester a España, jajaja. Es increíble cómo se va el dinero, especialmente cuando ves gangas, y todo te parece tan tirado de precio xD

Pero ya tenemos ganas de irnos a casa. Son muchos días aquí (3 semanas y media), y se echa mucho de menos a la familia, la comodidad de estar en casa, y en especial, la comida de nuestro país. Además, tenemos ganas de ver qué tal se adaptan los perros a sus nuevos hogares, que esa será otra aventura.

A los que me han preguntado si seguiré con el blog cuando vuelva a casa, supongo que sí, aunque no sé a quien le puede interesar seguir leyendo las aventuras diarias de Brilyn y mías por España. Si queréis y vais a seguir leyendo el blog, yo sigo escribiendo, pero si a nadie le interesa, lo clausuramos cuando termine la aventura de Rochester. Yo hago lo que vosotros queráis, que al fin y al cabo, es para vosotros para quienes escribo.

Un abrazo, y hasta la próxima.

PD: De todos modos, este no será el último post, porque no he olvidado que aun me queda contaros las idas de olla de Randy ( que no son pocas), y he de hablaros de algún que otro personaje de por aquí, que no tiene desperdicio, y nos ha dado muchas horas de charla y risas xD

8 comentarios:

ellektra dijo...

Vaya, llego tarde, como siempre :)

Espero que no te duela mucho el tobillo y que el chuchín y tú lleguéis sanos y salvos a España :)

un beso :-*

olga dijo...

Vaya Patri, cuanto siento que estés lastimada. Espero que sea cosa de poco. Por supuesto que yo quiero que sigas escribiendo en el blog y supongo que como yo mucha gente más.
Espero y deseo que volvais a España sanos y salvos, aunque efectivamente va a ser un proceso largo y pesado, pero después de lo que habeis hecho eso está chupado y os parecerá mentira cuando esteis en vuestra casita con vuestros perritos.
Un beso muy fuerte y feliz viaje para todos.

Duende dijo...

ay madre, bueno cuidate ese pie que ya os queda poco para regresar a España, y seguro que hay gente que le interesa saber cómo es la nueva vida de Brilyn en España.

Lizzy dijo...

tu y tu tobillo!!! ains madre!!! a ver si no va a más y puedes tener un fin de curso tranquilo, aunque con ese viajecito que os espera... y luego el jet lag!! Brylin tendrá jet lag?? espero que se de todo lo mejor posible
Que tengais buen viaje y ya quedaremos para que me presentes a Brylin
Besos

Juanjo dijo...

Saludos Patri, vaya por Dios, si es que estos yankees...hacen unas furgonetas muy grandes y muy altas, bromas a parte, espero que no sea mucho despues del viajecito que os queda por delante reposara seguro, Yo tambien voto por seguir con el blog, queremos saberlo todo, de como se adapta a su nueva ciudad y a su nueva familia,
bueno maja, que ya lo tienes chupao, un fuerte abrazo para los 2 y que la vuelta se pase rapido. espero mensajes desde el frio Valladolid contandonos tus hazañas. Ana y Juanjo.

Juanjo dijo...

Patri, se me olvidaba, por favor no vuelvas a poner un titulo como el que has puesto, que nos acojonas a todos hasta que empezamos a leer.

saludos

Juanjo

PD: es broma of course.

Barbara dijo...

Hola Patrica,
cuando leas esto ya estarás en tu casa, zombie total después de la paliza del viaje. Espero que tu pie no te haya dado mucha guerra en el avión donde no habrás podido tenerlo en alto, me imagino.
Ahora viene lo bonito en España, vuestra adaptación. Segura que te va a ir bien, ten paciencia y sé consistente sobre todo. No le 'dejes pasar ni una'!!
Si tienes tiempo y sigues escribiendo, te leeré, pero no te agobies por escribir, ahora lo importante es vuestra nueva vida. Y siempre puedes comentar vuestras andanzas en arnes, como hacías antes de tu estancia en Rochester. Te deseo mucha suerte con tu nuevo compañero en España, ya verás como te cambia la vida.
Un abrazo y gracias por cibertransportarme temporalmente a Rochester.
por cierto, creo que deberías dar la dirección de tu blog a los que piden información sobre cómo son los cursos allí, tus entradas han sido muy descriptivos. Enhorabuena y gracias otra vez.
Barbara Lebret

Marisa y Thunder dijo...

¡Hola Patri!
Supongo que ya estarás de vuelta en tu casita con Brilin, recuperándos del viaje, que sí que se hace algo pesadillo.

Yo sólo quería seguir animándote para que siguieras contándonos cómo va vuestro proceso de adaptación por España, y decirte que como pasé por lo mismo, si en algo puedo ayudar, por aquí estoy. Como bien te dice Barbara, ¡no le pases ni una! que ahora toca el intentar coger la delantera en todo, ¡son mu listos estos perris! jeje.

Pues nada, por mi parte nada más, sólo darte las gracias por haberme hecho volver a revivir de nuevo la estancia en la escuela, es una experiencia única e inolvidable y ¡encima con el mismo instructor!

Mucha suerte a las dos en vuestra nueva aventura que comienza y espero que tengas mejor el tobillo.

¡Besotes y lametazos!